Qué necesitas para dar de baja tu moto

Home/Trámites/Qué necesitas para dar de baja tu moto

Qué necesitas para dar de baja tu moto

Si estás pensando en dar de baja tu moto porque ya no la usas, hay una serie de trámites que tienes que seguir. Para ello, tienes dos opciones: o darla de baja temporalmente, o definitivamente. 

Dar de baja tu moto temporalmente

Puede ocurrir que tengas una moto que ya no usas, pero que no sabes si la usarás en el futuro. En este caso puedes optar por tramitar la baja temporal. La ventaja es que no tendrás que seguir pagando el impuesto de circulación. Sin embargo, puesto que la baja no es definitiva, sí que existe la obligación de seguir pagando el seguro de tu moto.

Por lo general existen una serie de supuestos por los que te convendría dar de baja tu moto temporalmente.

  • Por falta de uso
  • Robo del vehículo
  • Por accidente
  • Embargo
  • Traslado de residencia

En el caso de la falta de uso, no hay mucho más que explicar. Simplemente sabes que, por el momento, la necesitas. En cambio, en caso de robo, ¿qué hacer una vez hayas contactado con la compañía de seguros de tu moto? Entonces has de poner la denuncia pertinente. Una vez hecho esto, podrás solicitar la baja temporal del vehículo.

En caso de que hayas sufrido un accidente y la moto haya quedado en desuso, igualmente has de haber contactado con tu aseguradora. Una vez tengas la documentación que acredite la siniestralidad del vehículo, podrás tramitar la baja.

¿Y cuando se trate de embargo? El hecho de que esté embargada no impide que puedas darle de baja de forma temporal. Esto te ayudará a no añadir gastos innecesarios a los que ya tienes.

Para poder dar de baja tu moto vas a necesitar la siguiente documentación

  • Solicitud de baja
  • Tu documento oficial de identidad o pasaporte, y tarjeta de residencia si no eres de nacionalidad española
  • Documento de identidad del tutor legal, en caso de que seas menor de edad
  • Permiso de circulación y tarjeta de inspección técnica de la moto
  • Pagar la tasa que corresponda

Cuando tengas todos los documentos exigidos, podrás dirigirte a la DGT para pagar la tasa. Generalmente, es de 8,30 €. En el supuesto de que el motivo de la baja sea por robo, no hay que pagar la tasa si se presenta la correspondiente denuncia.

Una vez el vehículo esté dado de baja, puedes volver a ponerlo en activo abonando una tasa de 95,80 €. Para ello, además, la moto tiene que haber pasado la ITV. En caso contrario, no podrás rehabilitarla.

Dar de baja definitivamente

Si lo que quieres es tramitar la baja definitiva, la DGT te obliga a despiezarla. Para ello, puedes llevar tu moto a un centro autorizado para el tratamiento de residuos. La ventaja de llevar tu moto a este tipo de centro es que ellos se encargan de hacer todas las gestiones con la DGT.

Otra opción es llevar la moto directamente a un desguace. En este caso, tendrás que encargarte de realizar por tu cuenta todos los trámites frente a la DGT.

Para cualquier consulta no dudes en contactarnos, en cambiosdenombre somos expertos en este tipo de trámites.

10/10/2017|Trámites|